Emplea tus manos

Si quieres lograr
un mundo mejor
emplea tus manos
y haz tu labor.

Si ahora eres niño
ayuda a tus padres
estudia y cumple
lo que ellos te manden.

Hazlo de buen grado
y sin protestar,
pues todos en casa
deben ayudar.
 
Costoso resulta
hacer el trabajo,
pasar todo el día,
sudor y cansancio.

Por eso es derecho
que el trabajador
reciba aquel sueldo
que es merecedor.



¡Qué gran injusticia!
¡Qué malo el patrón
que paga muy poco
y exige labor!

También es injusto
quien poco trabaja,
cargando a los otros
lo que era su carga.

Ayudas sociales
y jubilación,
protegen y cuidan
al trabajador.

Pero eso se paga
quitando del sueldo,
tendrás esa ayuda
llegado el momento.

Hay gente muy vaga,
reclama derechos,
no da palo al agua
y pide su sueldo.

Pues para pagar
a otros pensión,
a quienes trabajan
descuento es mayor.

¡Qué bien se descansa
con satisfacción
habiendo cumplido
toda la labor!

Es un gran orgullo
ser trabajador,
tu pan lo has ganado
con propio sudor.


Así serás libre
y dueño de ti,
si ganas salario
serás muy feliz.

No seas un vago
y ten dignidad,
si tienes dos manos
ponte a trabajar.