Los aborregados

Son aborregados
aquellas personas
que no se preocupan
de optar por sí solas.

En vez de informarse
y hacer su opinión,
van como borregos
tras de su pastor.

No miran, no escuchan,
no piensan ni ven,
pues otros les dicen
qué tienen que hacer.
No tienen conciencia
ni se lo plantean,
aplican consignas
que otros les crean.

Sus líderes usan
mucha persuasión,
manejan los medios
a la perfección,

la prensa, la radio,
la televisión,
las redes sociales,
creando opinión.

No son imparciales,
emplean engaño,
comentan las cosas
con muchos amaños.

No cuentan los hechos
con profundidad,
pues sólo te dicen
su media verdad.
Hay quien se lo cree
así sin pensar
sin poner en duda
su veracidad.

Lo toman por cierto,
no tienen cuidado,
y no son conscientes
que son manejados.

Formando así un grupo
de ideas cerradas
donde sólo se escuchan
las mismas palabras.

Se aferran muy fuerte
a esa opinión,
cualquier discrepante
sería un traidor.

Su fuerza es la masa,
no van de uno en uno,
así de esa forma
se sienten seguros.
Cual tropa al ataque
arrasan con todo,
en sus tropelías
no tienen decoro.

Tú cuídate mucho,
y ten tu opinión,
y nunca te fíes
del fuerte matón.

Si quieres ser libre
de obrar y pensar,
primero tú debes
mirar y escuchar.

En todas las cosas
infórmate bien,
si escuchas a uno,
al otro también,

juzgando por dentro
con calma y silencio,
mantén tu criterio,
y no seas borrego.